Campaña quitarles las armas de fuego a los maltratadores de animales.

Quitarles las armas de fuego a los maltratadores de animales.

Una persona que usa un arma contra un animal, no solo que repetirá sino que puede usarla contra un humano.
En la lucha contra la violencia, el maltrato a humanos y animales, la cacería ilegal instar al gobierno Español por medio de nuestras firmas a que los antecedentes por maltrato animal, sea motivo para la no concesión del permiso de armas RD 137/1993.

Cambiar la actual norma por lo siguiente:

¿Aptitudes psicofísicas y conocimientos necesarios?
Las personas que hagan uso de las armas deberán estar en todo momento en condiciones de controlarlas. En la presencia o proximidad de otras personas deberán actuar con la diligencia y precauciones necesarias, y comportarse de forma que no puedan causar peligro, daños, perjuicios o molestias a terceras personas o a sus bienes. Todo ello según establece el artículo 147.1 del Reglamento de Armas, aprobado por Real Decreto 137/1993, de 29 de enero (BOE. núm. 55).

En ningún caso podrán tener ni usar armas, ni ser titulares de las licencias o autorizaciones correspondientes, las personas cuyas condiciones psíquicas o físicas les impidan su utilización, y especialmente aquellas personas para las que la posesión y el uso de armas representen un riesgo propio o ajeno.

Para solicitar las licencias y autorizaciones especiales de armas, además de la documentación requerida para cada tipo de arma, losinteresados deberán acreditar la posesión de las aptitudes psíquicas y físicas adecuadas y los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo de las armas.

La acreditación de las aptitudes psíquicas y físicas necesarias para poder obtener la concesión, así como la renovación de licencias y autorizaciones especiales para la tenencia y uso de armas, deberá llevarse a cabo mediante la presentación, ante las oficinas instructoras de los procedimientos, del correspondiente informe de aptitud.

Aumentar:

En ningún caso podrán tener ni usar armas, ni ser titulares de las licencias o autorizaciones correspondientes, las personas cuyas condiciones psíquicas o físicas les impidan su utilización, y especialmente aquellas personas para las que la posesión y el uso de armas representen un riesgo propio o ajeno, ademas de carecer de antecedentes referentes al maltrato en general y el maltrato animal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *