Diferencia entre tomar un café y tomar un café mediante la burocracia local

Cafe por lo privado:
Cuando quieres un café vas al bar, pides un café, te lo hacen, pagas y te vas.
Coste 2€
Tiempo 15 minutos.
Café por la burocracia:
Quieres un café, pides ir una reunión al consejo de barrio donde con voz pero sin voto tienes que demostrar la necesidad de un café.
Se crea una comisión de análisis de necesidad vecinal del café donde tu no votas sino solo los políticos y las asociaciones inscritas debidamente en la Generalitat.
Aprobado se mete por registro general , se pasa a la consejería de participación la que tiene que decidir a que otra consejería lo reenvía.
Como es una necesidad se envía a la de de asuntos sociales.
Asunto sociales lo envía a servicios sociales de la cual comparte competencias con la administración autonómica pero como no tiene un departamento para necesidades específicas y demostradas, al no haber podido demostrar por medio de la declaración de la renta tu necesidad de querer un café, te la devuelve a la consejería de asuntos sociales.
Asuntos sociales en cuanto puede lleva el tema a Comisión Informativa a explicar por qué no se ha podido satisfacer la demanda ciudadana, claro con la debida clarificación legal basada en la Ley de Bases de Régimen Local y en la ley de Protección de Datos (por ejemplo).
Una vez comunicado, un concejal recoge la necesidad, lo comunica a su partido. El partido por medio de sus asesores, una vez consultado el Buró y que no tenga contradicciones con el programa electoral pide a los secretarios  (también pagados por el Ayuntamiento) que redacte una moción, revisando que esta moción no fuera presentada en el pasado por otro grupo y fuera rechazada.
Ahora toca analizar la relación de fuerzas con dos supuestos.
1) No se logra consenso para la mayoría. Con lo cual se lleva a Pleno sabiendo que se perderá. Se mete por registro en los plazos estipulados por el Reglamento Orgánico Municipal  (ROM) Se vuelve a llevar a Comisión Informativa esta vez por parte de la oposición. Se analiza y se hace una postura de voto no vinculante.
Otros grupos que les gusta la propuesta se suman . Se envía una nota de prensa.
El día del pleno se debate.
La Izquierda relaciona la necesidad de los trabajadores de tomar el café y que una de cada cinco familias no puede acceder por el sueldo mínimo interprofesional a tomar café con leche en la mañana y la derecha argumenta que en España ahora se puede tomar café gracias a la recuperación económica llevada por el Gobierno y que próximamente se le podrá aumentar leche gracias a las medidas de austeridad del gobierno que en este momento se ha visto en la dura misión de quitarle la leche a los otros.
Si esto se debate en Cataluña los independentistas dicen que es el estado español el que nos ha robado la leche y que no han otorgado a Cataluña el café que se debía, se promete que en una Cataluña independiente el café con leche y miel emanará de las fuentes públicas con opción a capuchino, macchiato y toda la variedad que ofrece George Clonney.
Los españolistas dirán que es la ineficacia y el fracaso de las políticas de la Generalitat lo que nos ha llevado a ésta que ya consideran una crisis institucional de la falta de leche y café, que se dejen de experimentos porque la constitución garantiza café con leche para todos los españoles y que el golpe de estado catalán dejará sin leche a todos los catalanes sobre todo los jubilados. Aparte de advertir que cualquier política autonómica para la implantación del café con leche será llevada al TC y pedir elecciones anticipadas donde no gobiernen ellos.
Se vota finalmente en pleno y se pierde.
Fin del ciclo
2) Se logra consenso para la mayoría.
 Se repite el ciclo anterior y los debates de la parte 1) pero ahora el Pleno aprueba la necesidad ciudadana de tomar el café con leche.
Ahora los funcionarios encienden la maquinaria burocrática. Si el café con leche se toma o afecta al suelo público, pasa por un período de alegaciones de 30 días.
Como no afecta a suelo público por dictamen de los diferentes departamentos de la administración y previo reporte legal de la secretaría, pasa a el área temática de asuntos sociales que si recordamos con anterioridad ya había rechazado la petición. Después de exhaustivos análisis funcionariales se remite nuevamente a servicios sociales donde se a prueba por orden especial después de presentar la declaración a la renta del ejercicio pasado aprobar la donación de dos euros al ciudadano reflejado en la subvención del IBI o ICIO de la cantidad del uso y disfrute del ciudadano.
Precio del café con leche: 5050€
Tiempo de espera: Una legislatura y media.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *