Por qué una gatera para Sant Cugat

Hemos detectado que en Sant Cugat existen alrededor de 1400 gatos en colonias.
Esto quiere decir que no tienen un hogar y que viven en parcelas publicas o privadas sin un dueño o dueña que se haga cargo de ellos.

Desde hace unos meses se ha empezado un proceso de esterilización de varias colonias, financiado por la administración municipal y con la colaboración de varias entidades animalistas de la ciudad. Aun así estas esterilizaciones no serán suficientes si la gente sigue abandonando gatos en los entornos.

Por eso sigue creciendo el número de gatos abandonados que viven en las llamadas “colonias” que básicamente son gatos que por sus condiciones se han vuelto semi silvestres o silvestres del todo y ya no se adaptan en la gran mayoría de los casos a un entorno de hogar.

De los gatos abandonados existen una variedad de casos en los cuáles los animales son golpeados, atropellados, y usados como diana para practicas de tiro por individuos sin escrúpulos, se llega inclusive a secuestrar animales generalmente negros para ser usados para la brujería una vez sacrificados.

Por eso y ante la variabilidad de casos nace la necesidad de una gatera ya que muchos de estos animales una vez han sobrevivido a estos horribles crímenes no pueden volver a la calle.

Esta instalación nos permitiría acoger a los gatos que en por sus problemas físicos o emocionales ya no pueden volver a una la vida salvaje que llevaban hasta ahora, lógicamente no se los puede dejar morir en la calle a merced de las inclemencias del tiempo ni de otros animales que los puedan atacar por razones obvias de humanidad. Un gato en estas condiciones no podría ni subir por un árbol ni defenderse de las inclemencias de la vida en una colonia, incluida las arremetidas medioambientales.

Con la aprobación de los últimos presupuestos municipales se han reservado 23000€ para la construcción de una gatera municipal para atender estos casos que son responsabilidad legal de la administración. Aun no tenemos clara la ubicación, pero en la ultima mesa de bienestar animal se hablo de dos posibles localizaciones, una en la zona industrial de la ciudad y la otra coincidiendo con el sitio del nuevo centro de acogida de la ciudad.

Ahora toca seguir bregando para que esta instalación tan necesaria en el municipio y a la vez tan desconocida se vuelva una realidad, que aún sabiendo los tiempos de la administración que suelen ser lentos, nuestra obligación desde las entidades es que el ritmo no pare y que la tengamos lo más pronto posible.

No puedo esconder mi ilusión por que está reivindicación de las organizaciones animalistas entre todos sea una realidad. Aún falta mucho trabajo, pero creo que entre todas y todos podremos hacer una sociedad más solidaria con los animales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *