Un centro para investigar y defender la vida en Sant Cugat

El pasado septiembre el pleno de Sant Cugat aprobó la construcción de un refugio de animales para nuestra ciudad. En diciembre del mismo año se asignó una partida presupuestaria de 100.000 euros para la construcción y adecuamiento de dicho centro.

Este septiembre celebramos la efemérides con la firme esperanza de que en los próximos meses comience ya a ser una realidad para la ciudad de Sant Cugat.

La ciudad no propone hacer un simple centro de recogida de animales víctimas del consumismo exacerbado o de la fatalidad del destino. El sitio pretende ser también un lugar pionero en los derechos de los animales y la naturaleza además de un lugar de encuentro donde hablar de valores que se alejen de la peligrosa visión de entender la vida como un acto meramente estético o consumista.

El objetivo de los y las ecologistas de Sant Cugat es que sea un espacio para la educación, para que las escuelas y los colegios puedan interaccionar y ser parte del diario vivir.

Es mi esperanza particular que este tipo de centros cada vez sean más autosustentables y llegado un momento se dediquen también a aportar en avances científicos en lo que respecta al entendimiento de la naturaleza y los seres vivos.

Un centro defensor de los derechos de la naturaleza.

Sant Cugat,dicen muchos de los que pasan por aquí, es una ciudad “condenada al éxito” y este éxito tiene que estar vinculado fraternalmente con las nuevas ideas salidas desde la sociedad y la academia como las ciudades en transición, el decrecimiento y la lucha por que la naturaleza también sea objeto de derechos.

En una conferencia ante masterandos de la UB alguien nos preguntaba ¿Qué es eso de los derechos de la naturaleza? , la respuesta es simple , si las personas, la propiedad privada son objeto de derecho, la naturaleza también lo puede ser, siempre y cuando estos derechos sean para preservarla, permitir su crecimiento, la realización de sus ciclos vitales etc.

Formación y ciencia

La posibilidad de que un centro de este estilo pueda ser un lugar para la investigación sobre la vida animal, que los estudiantes de escuelas y colegios a sus respectivos niveles puedan desarrollar sus habilidades y preferencias de estudio y cuidado de la naturaleza y los seres vivos será un reto.

Entre los peligros de este ambicioso proyecto está la inestabilidad de la administración, ya que cada 4 años hay elecciones y esta visión de futuro puede que no sea compartida por todas las tendencias políticas que en el futuro pueden decidir sobre las prioridades y caminos que llevará la ciudad. Es por eso importante poner ya la primera piedra para que este centro sea propiedad emocional de la gente del pueblo y con una gestión que tenga vistas a futuro centradas en el bienestar y en el I+D en beneficio de los animales, el entorno y la naturaleza.

Dimitri Defranc

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *